Todo es posible de la mano de Dios

Hasta el año 2014 fui siempre el “Gordo”, una persona con sobrepeso. Llegué a pesar 163 kilos y mi salud cada día era más complicada por los problemas de hipertensión arterial y además los niveles de azúcar altos, ahogos, problemas de respiración, dolor en espalda y rodillas.
En ese año conocí al Dr. Nerio León, quien me hizo el mejor regalo de vida, un ByPass Gástrico. A partir de ese momento “volví a nacer”; conocí lo que es la autoestima, empecé a ver el mundo de forma diferente, cosas tan sencillas para cualquier persona, pero que para una persona con sobrepeso son imposibles de realizar como por ejemplo Cruzar la pierna, montar a caballo, ir al cine, viajar en bus, comprar ropa, ir a un parque de diversiones, en fin, mil cosas que yo ahora puedo hacer sin sentirme descalificado y además con una excelente salud, porque con esta intervención dejé de ser hipertenso, todo en ti cambia hasta el color de piel.
Definitivamente estoy seguro de que esta es la única opción que tenemos las personas que hemos sufrido sobrepeso para dejar de ser el gordito simpático y ser realmente unas personas completamente felices.
Ahora con 12 tallas y 84 kilos menos, mil gracias al equipo @drnerioleon@psicoerika_ @maferuguet@rudinonathalie
Hay días como hoy que me encuentro con fotos viejas y no lo puedo creer aún pero todo es posible de la mano de Dios.

Volver a testimonios